Interculturalidad y atención a la diversidad

El objetivo de estas cartas es analizar y reflexionar sobre la importancia de la convivencia intercultural en nuestra sociedad, partiendo de conocer las causas económicas y sociales que produce la inmigración para que los y las niñas participantes conozcan las causas que lleva a migrar y empaticen a partir de una exploración pedagógica de las emociones con las personas que sufren estas circunstancias.

Pretendemos hacer una reflexión sobre diversos temas relacionados con la migración como son el racismo, los prejuicios y los estereotipos para fomentar una convivencia saludable en un mundo en el que la mezcla de culturas es una realidad.

Trataremos el concepto de Inmigrante: “Persona que llega a otro país para residir en él, generalmente por motivos económicos, políticos o académicos”. Hablaremos sobre esos motivos que en otras palabras, en su mayoría son: la intención de conseguir un mejor trabajo, escapar de la persecución en su tierra natal o estudiar en una escuela o universidad de mayor prestigio. Y por último ofreceremos a las niñas y niños maneras de dar solución a las diferentes situaciones que se encuentren actuando con sus emociones y las de los que les rodean.

Cultura de paz y resolución de conflictos

Educar para la paz es una labor compleja que exige tiempo de interiorización y reflexión para saber qué tipo de paz se quiere promover en el aula y qué medios se van utilizar para ello. 

La paz no siempre se expresa o se siente de igual manera para todas las personas. Debemos entender que cada persona define la paz desde su punto de vista y puede coincidir en total o gran medida con el resto de la clase. 

Con este juego se pretende que el alumnado exprese, reflexione y comparta su concepto de paz y también se trabaje otro concepto estrechamente relacionado, el conflicto. 

La paz es un proceso que requiere que las personas nos dotemos de herramientas para resolver los conflictos sin violencia y de tal manera que la satisfacción de las propias necesidades no pase por atentar contra el bienestar de otras personas

Los conflictos han existido a lo largo de la historia y las personas tenemos la capacidad de aprender cómo resolverlos sin violencia. Para comprender que el conflicto no siempre se puede evitar, ya que es algo cotidiano,  y que debemos aprender a lidiar con ellos, practicarán desde la metodología del Teatro Foro, cómo resolverlos y adquirir herramientas prácticas para mejorar la convivencia. 

El Teatro Foro fue creado por el brasileño Augusto Boal y se inspiró en la Pedagogía Crítica de Paulo Freire. En este teatro se muestra un problema o una situación de conflicto sin resolver, pidiendo que las personas que la ven (espectador/a), reflexionen cómo transformar la escena y actúen pasando de ser “espectactores”.

En el juego aparecen conflictos de situaciones cotidianas para invitar al alumnado a compartir si ha vivido una situación similar y a expresar qué sentimientos produce un conflicto, cómo afecta a las personas que lo viven y cómo podemos encontrar una solución que nos haga sentir mejor. 

También se reta al alumnado a definir qué es la paz, de tal manera que busque definiciones menos estáticas de paz como “una ausencia de guerra” o “violencia directa”, es decir, como un estado de ausencia de conflicto. 

Además de los conceptos concretos, durante el juego trabajarán capacidades propias de una educación para la paz como son el diálogo y el desarrollo de la tolerancia, la empatía, el respeto a las diferencias, la cooperación o aceptar un desacuerdo.

Identidad e Igualdad de género

Las relaciones humanas están muy influenciadas por el sistema sexo-género, por lo que es indispensable hacer una reflexión crítica sobre ello. A través de este juego, en las cartas de GÉNERO, el alumnado irá conociendo y debatiendo sobre estos temas.

Llamamos sexo a las diferencias biológicas entre hombres y mujeres; y llamamos género a los comportamientos e ideas socioculturales atribuidas a un sexo. Así pues, cuando hablamos de sexo hablamos de la esfera biológica, mientras que cuando hablamos de género hablamos de la esfera social y psíquica. Generalmente, cada sociedad considera que hombres y mujeres, divididos como grupos, se distinguen por una serie de atributos, actitudes, conductas, elecciones, etc. que constituyen formas típicas “masculinas” y “femeninas”. Estas formas rígidas y preconcebidas de lo que las mujeres y hombres deben ser o se espera de ellos constituyen los llamados estereotipos de género (atribuyendo a los hombres, por ejemplo, el poder y la fuerza,  lo más valorado; y a las mujeres, por ejemplo, la sensibilidad y delicadeza, menos valorado). A su vez, la sociedad espera que las personas se comporten en base a esos estereotipos, y representen esos papeles que llamamos roles de género y que condicionan nuestras relaciones. Este sistema desigual sitúa a las mujeres en posición de inferioridad con respecto a los hombres y alimenta la raíz más profunda de la violencia de género, que es su manifestación más extrema.

A través de las cartas, el alumnado podrá pensar cómo hacer frente a estas desigualdades, conocerá qué es feminismo, reflexionará sobre este movimiento social… ¡y lo pondrá en práctica! El feminismo (o los feminismos) defiende la libertad y la igualdad esencial (derechos, dignidad y condiciones de vida) de todos los seres humanos, independiente de su sexo. Pretende acabar con los sistemas jerárquicos y los roles sexuales dominantes en los sistemas sociales, políticos y económicos de todo el mundo. Tras muchos años de reivindicaciones feministas la mayoría de los estados democráticos han establecido la igualdad formal de derechos, pero la realidad social nos demuestra que queda un largo camino por recorrer para obtener una verdadera igualdad. 

Desarrollo Sostenible. Educación ambiental y consumo responsable

Conocer el impacto y efectos de nuestro consumo sobre el medio ambiente y  sobre otras personas para esa actitud crítica y coherente es uno de los objetivos de estas cartas. Queremos que el alumnado se conciencie y piense por sí mismo sobre los efectos de nuestro consumo en el medio ambiente y biodiversidad, en unas relaciones justas entre personas y  en la defensa y preservación de la ciencia y cultura o, lo que es lo mismo, en mantener la humanidad. 

Con estas cartas también queremos llamar la atención en la necesidad de fomentar la soberanía alimentaria, los sistemas de producción y consumo a escala local,más  sostenibles, así como su relación con su vida diaria. Porque cada una de nosotras como personas y en nuestro día a día podemos luchar contra la pobreza y riqueza, contra la desigualdad y por una sociedad más sana, saludable y justa desde el punto de vista ambiental y social.

Las cartas sobre consumo responsable, esto es, utilizar cosas o servicios  que realmente necesitas sin malgastar recursos del planeta, escogiendo opciones que favorezcan el medio ambiente y la igualdad en las personas, desarrollan varios temas específicos:

  • Alargar la vida útil de los productos existentes. Mediante el ejemplo de utilizar ropa de segunda mano  y su reparación abordamos la necesidad  de alargar el tiempo de uso de un producto ya existente. Los productos reutilizables son mejores que los que se usan una sola vez o poquitas veces. Es mejor reutilizar que reciclar pues así reducimos la presión sobre la utilización de recursos naturales nuevos y alargamos el uso de los existentes sin que se hayan convertido en residuo. Los productos de  usar y tirar son un derroche inaceptable.
  • Huella ecológica: Es el impacto que dejan los productos y servicios que utilizamos en nuestro día a día  y está compuesta por una huella de agua, tierra, materiales y  huella de carbono pues se utilizan todos esos elementos en su producción, uso y transporte previo al consumo.
  • Alimentos de temporada: aquellos que crecen de manera natural en una época del año determinada,  sin usar neveras o invernaderos para alargar su vida  de forma artificial. 

Para consumir alimentos de temporada de verano en invierno probablemente procedan de invernaderos o países del otro hemisferio por lo que son  alimentos kilométricos, pues recorren grandes distancias hasta llegar a nuestra mesa porque no  se ha producido cerca. Es mejor consumir producto local, mejor adaptado al medio donde se desarrolla, que el que viene de otros países. Los alimentos producidos lejos del lugar donde se consumen recorren pierden propiedades alimenticias, contaminan mucho en su transporte y genera más residuos. Es un alimento menos sano para nosotras y nosotros y para el planeta.

Conoce-Piensa-Actúa por una Ciudadanía Global